• teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • Para coronar con éxito ese inmenso desafío que tenemos por delante, se hace imprescindible asegurar para los años por venir la continuidad del crecimiento económico y la estabilidad, al tiempo que aplicamos de manera consistente una estrategia nacional de reducción de pobreza.
    Leer más
  • Los jóvenes de talento de la República Dominicana, aún los provenientes de familias humildes, tienen hoy la oportunidad de recorrer el mundo, aprendiendo todo el conocimiento que puede ser adquirido en materia de ciencia y tecnología para volver a la República Dominicana y prestar su concurso al esfuerzo de transformación nacional.
    Leer más
  • Así es este pueblo. Un pueblo alegre, optimista, entusiasta; y esa es la condición que nos da ánimo y nos impulsa siempre a enfrentar con éxito los graves problemas, las grandes dificultades y los inmensos desafíos que suelen obstruir el avance de los pueblos hacia la conquista de sus objetivos nacionales.
    Leer más
  • Vamos a hacer de la República Dominicana una tierra de esperanza para los que sueñan con un mundo mejor.
    Leer más
  • Que el crimen organizado, la delincuencia callejera y el narcotráfico reciban claro nuestro mensaje: ¡Aquí no pasarán! En la República Dominicana serán irremediablemente derrotados!
    Leer más
  • Creemos en una reforma constitucional que consagre definitivamente en la República Dominicana un Estado democrático social de Derecho, fundado en la soberanía del pueblo, la libertad individual, la solidaridad y la justicia social.
    Leer más
  • Pues aquí en lo que creemos es en una Constitución que le transfiera poder a los ciudadanos; que los proteja de la soberbia, de la arrogancia y de los abusos del poder.
    Leer más
  • El pueblo dominicano es un pueblo lleno de amor, de bondad y de nobleza, y un pueblo así estará siempre en condiciones de superar todos los obstáculos y vicisitudes que se le interpongan en el camino para la construcción de una sociedad más justa y más solidaria.
    Leer más
  • Desde el inicio de nuestra gestión, hemos impulsado una activa y dinámica política exterior que nos ha llevado, por vez primera en nuestra historia, a todos los continentes del planeta
    Leer más
  • ¡En la República Dominicana, definitivamente, ¡E’ Pa' lante Que Vamos!
    Leer más
  • Estamos conscientes que la lucha contra el crimen y el narcotráfico requiere de esfuerzos extraordinarios por parte de todos, del Gobierno y de la ciudadanía
    Leer más
  • Definimos nuestra política exterior en base a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos. Fomentamos los valores de la paz, la solución armónica de las controversias y el multilateralismo.
    Leer más
  • En la República Dominicana, nadie va a desafiar la justicia. Nadie va a burlarse de la ley. Nadie va a retar al Estado democrático.
    Leer más
  • Que el crimen organizado, la delincuencia callejera y el narcotráfico reciban claro nuestro mensaje: ¡Aquí no pasarán! En la República Dominicana serán irremediablemente derrotados!.
    Leer más
  • La República Dominicana no puede aislarse del mundo. Nuestra política exterior tiene que ser activa y dinámica, como efectivamente lo viene siendo.
    Leer más
  • Esa nueva Constitución será garante de que a pesar de las diferencias políticas, ideológicas o religiosas que nos pudiesen separar, los dominicanos viviremos siempre en armonía, en paz, de manera civilizada y en base al respeto mutuo.
    Leer más
  • Hoy he venido a cumplir mi promesa. Les pido que me acompañen. Que Subamos al Metro. Que Subamos al progreso.
    Leer más
  • ¡Arriba la Patria! ¡Viva la República Dominicana! ¡E’Pá lante que Vamos!
    Leer más
  • El gran talento joven dominicano necesita apoyo e incentivo. Nosotros se lo proporcionaremos.
    Leer más
  • La bandera de la República Dominicana ondea por lo alto en el pabellón de las relaciones internacionales; y lo más importante es que en todas partes del mundo se nos mira con respeto, con afecto y con admiración.
    Leer más
  • Esa activa política exterior ha contribuido al fortalecimiento de los lazos diplomáticos, a la atracción turística hacia nuestro país, la promoción de la inversión extranjera, el intercambio comercial y el incremento de los vínculos educativos, culturales, científicos y tecnológicos
    Leer más
  • La sociedad dominicana reconoce el papel que desempeña la educación para apoyar el pleno desarrollo de niños, jóvenes y adultos; generar equidad; crear oportunidades múltiples y construir ciudadanía.
    Leer más
  • ¡Que vivan los trabajadores y trabajadoras de la República Dominicana!
    Leer más

Políticas Comerciales

Hasta la década de los noventa, la República Dominicana se encontraba aislada de los países de América dejando notar que una de las políticas más importantes para cualquier país se encontraba en abandono, las relaciones diplomáticas y comerciales. La economía de la República Dominicana para el periodo 1996-2000 ha sido una de las que ha tenido mayor crecimiento en América Latina y el Caribe en los últimos años, y es preciso mencionar, que uno de los aspectos responsables de la sostenibilidad de ese crecimiento ha sido la exitosa implementación de políticas comerciales nacionales e internacionales.

La política comercial implementada en República Dominicana, específicamente en materia de comercio e inversiones ha tenido como objetivo principal durante las tres gestiones dirigidas por el Dr. Fernández promover, proporcionar y fortalecer la estructura de la economía, así como contribuir al comercio dominicano con políticas modernas que garanticen la adecuación de este sector a los nuevos tiempos.

En esta primera gestión que dio inicio el 16 de agosto de 1996, las acciones implementadas en el comercio por parte del gobierno se centraron en la creación de acuerdos de Libre Comercio entre los países de América y El Caribe, buscando con esto dinamizar no solo el sector comercial, sino garantizar una estabilidad en la económica y el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas entre República Dominicana y los demás países del mundo.

Una de estas políticas, fue la creación de una Comisión Nacional de Negociaciones Comerciales (CNNC), establecida mediante el Decreto No. 74-97 del 10 de febrero de 1997, este organismo era el responsable de las negociaciones comerciales, estaba integrada por doce entidades gubernamentales y presididas por la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores. De igual forma, para ese periodo se estableció una membrecía con la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Para el año 1998, se firmo el Acuerdo de Libre Comercio entre República Dominicana y la Comunidad del Caribe (1998). Integraban este bloque países como: Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Dominica, Grenada, Guyana, Jamaica, Montserrat, St. Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Suriname y Trinidad y Tobago, teniendo como miembros asociados Anguila, Bermudas, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos y las Islas Vírgenes Británicas.

El mismo año, se firmo el Tratado de Libre Comercio República Dominicana – Centroamérica, entrando en vigencia en marzo del 2002, por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana. Suscrito en fecha 16 de abril de 1998 por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y la República Dominicana.

Estos acuerdos permitieron que las exportaciones e incluso las importaciones en la República Dominicana crecieran de forma sorprendente, aumentando esta última a una tasa anual de 13.4 % para ese período.

Legado en Políticas comerciales 2004-2012

El segundo y tercer período presidencial del Dr. Fernández se caracterizaron por grandes cambios y oportunidades para la República Dominicana, esto a pesar de la crisis mundial sufrida en el año 2008. Las medidas implementadas en el comercio se centraron en la creación de nuevos acuerdos internacionales que garantizaron, a su vez la liberalización del sector comercial dominicano incrementando las exportaciones y las importaciones del país.

Fueron firmados acuerdos como: El acuerdo de Libre Comercio entre República Dominicana y la Comunidad del Caribe (ALC RD – CARICOM); Acuerdo de Libre Comercio entre República Dominicana y Centroamérica (ALC RD – Centroamérica); Acuerdo de Alcance Parcial entre la República Dominicana y Panamá (AAP RD – Panamá); Acuerdo de Libre Comercio entre los Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana (DR-CAFTA); y Acuerdo de Asociación Económica entre los países de la Unión Europea y los países del Cariforo (AAE); Acuerdo de Libre Comercio de Las Américas (ALCA).

Asimismo, es importante resaltar la implementación del Sistema de Ventanilla Única que simplifica los procedimientos aduaneros y permite la reducción de los aranceles, así como la eliminación de los recargos a la importación y de los impuestos a la exportación, así como la adopción de una nueva legislación en materia de comercio, donde se encuentran leyes como:

  • Ley sobre el Soborno en el Comercio y la Inversión (2006)
  • Ley de implementación del tratado de libre comercio entre la República Dominicana, Centroamérica y los Estados Unidos (DR-CAFTA) y dispone las modificaciones legislativas pertinentes para dar cumplimiento y vigencia a dicho tratado (2006)
  • Ley de Planificación e Inversión Pública (2006)

El comercio resulta ser una parte fundamental para el desarrollo de cualquier país, es una herramienta imprescindible para garantizar el correcto y sostenido crecimiento económico, permitiendo a su vez generar grandes cantidades de empleos y disminuyendo la pobreza. Por ello, la transformación en torno a las iniciativas en materia de comercio e inversión durante los tres períodos presidenciales del Dr. Leonel Fernández han sido uno de los focos centrales del ex-mandatario.