• teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • La República Dominicana no puede aislarse del mundo. Nuestra política exterior tiene que ser activa y dinámica, como efectivamente lo viene siendo.
    Leer más
  • ¡Que vivan los trabajadores y trabajadoras de la República Dominicana!
    Leer más
  • Que el crimen organizado, la delincuencia callejera y el narcotráfico reciban claro nuestro mensaje: ¡Aquí no pasarán! En la República Dominicana serán irremediablemente derrotados!
    Leer más
  • Los jóvenes de talento de la República Dominicana, aún los provenientes de familias humildes, tienen hoy la oportunidad de recorrer el mundo, aprendiendo todo el conocimiento que puede ser adquirido en materia de ciencia y tecnología para volver a la República Dominicana y prestar su concurso al esfuerzo de transformación nacional.
    Leer más
  • Vamos a hacer de la República Dominicana una tierra de esperanza para los que sueñan con un mundo mejor.
    Leer más
  • Así es este pueblo. Un pueblo alegre, optimista, entusiasta; y esa es la condición que nos da ánimo y nos impulsa siempre a enfrentar con éxito los graves problemas, las grandes dificultades y los inmensos desafíos que suelen obstruir el avance de los pueblos hacia la conquista de sus objetivos nacionales.
    Leer más
  • La sociedad dominicana reconoce el papel que desempeña la educación para apoyar el pleno desarrollo de niños, jóvenes y adultos; generar equidad; crear oportunidades múltiples y construir ciudadanía.
    Leer más
  • Esa nueva Constitución será garante de que a pesar de las diferencias políticas, ideológicas o religiosas que nos pudiesen separar, los dominicanos viviremos siempre en armonía, en paz, de manera civilizada y en base al respeto mutuo.
    Leer más
  • Pues aquí en lo que creemos es en una Constitución que le transfiera poder a los ciudadanos; que los proteja de la soberbia, de la arrogancia y de los abusos del poder.
    Leer más
  • Que el crimen organizado, la delincuencia callejera y el narcotráfico reciban claro nuestro mensaje: ¡Aquí no pasarán! En la República Dominicana serán irremediablemente derrotados!.
    Leer más
  • Hoy he venido a cumplir mi promesa. Les pido que me acompañen. Que Subamos al Metro. Que Subamos al progreso.
    Leer más
  • ¡Arriba la Patria! ¡Viva la República Dominicana! ¡E’Pá lante que Vamos!
    Leer más
  • El gran talento joven dominicano necesita apoyo e incentivo. Nosotros se lo proporcionaremos.
    Leer más
  • ¡En la República Dominicana, definitivamente, ¡E’ Pa' lante Que Vamos!
    Leer más
  • El pueblo dominicano es un pueblo lleno de amor, de bondad y de nobleza, y un pueblo así estará siempre en condiciones de superar todos los obstáculos y vicisitudes que se le interpongan en el camino para la construcción de una sociedad más justa y más solidaria.
    Leer más
  • Definimos nuestra política exterior en base a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos. Fomentamos los valores de la paz, la solución armónica de las controversias y el multilateralismo.
    Leer más
  • La bandera de la República Dominicana ondea por lo alto en el pabellón de las relaciones internacionales; y lo más importante es que en todas partes del mundo se nos mira con respeto, con afecto y con admiración.
    Leer más
  • Esa activa política exterior ha contribuido al fortalecimiento de los lazos diplomáticos, a la atracción turística hacia nuestro país, la promoción de la inversión extranjera, el intercambio comercial y el incremento de los vínculos educativos, culturales, científicos y tecnológicos
    Leer más
  • Para coronar con éxito ese inmenso desafío que tenemos por delante, se hace imprescindible asegurar para los años por venir la continuidad del crecimiento económico y la estabilidad, al tiempo que aplicamos de manera consistente una estrategia nacional de reducción de pobreza.
    Leer más
  • En la República Dominicana, nadie va a desafiar la justicia. Nadie va a burlarse de la ley. Nadie va a retar al Estado democrático.
    Leer más
  • Estamos conscientes que la lucha contra el crimen y el narcotráfico requiere de esfuerzos extraordinarios por parte de todos, del Gobierno y de la ciudadanía
    Leer más
  • Creemos en una reforma constitucional que consagre definitivamente en la República Dominicana un Estado democrático social de Derecho, fundado en la soberanía del pueblo, la libertad individual, la solidaridad y la justicia social.
    Leer más
  • Desde el inicio de nuestra gestión, hemos impulsado una activa y dinámica política exterior que nos ha llevado, por vez primera en nuestra historia, a todos los continentes del planeta
    Leer más

Políticas de empleo

Las políticas de empleo y mercado laboral, son de las más importantes en todos los gobiernos, puesto que permiten realizar una eficiente y correcta formulación y evaluación de las estrategias y las políticas públicas implementadas por el gobierno, así como medir los niveles de pobreza y las condiciones de vida de una población.

Algunas de las políticas implementadas en el sector laboral a finales de los años noventa fueron:

  • El establecimiento del Programa de Promoción y Apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (PROMIPYME);
  • Instituto Tecnológico de las Américas (ITLA); y
  • Ley de fomento competitivo de las MIPYMES.

En este contexto, las políticas activas de empleo comienzan a tomar un fuerte auge en la República Dominicana. Con las medidas implementadas, se logró que la población en edad de trabajar (PET) creciera a nivel nacional a una tasa anual de 4.5 %, lo que significó que la población económicamente activa (PEA) o fuerza de trabaja también creciera de forma sorprendente reportando un aumento de 5.3 % anual.

Gracias a las importantes políticas establecidas en este período y el favorable crecimiento y sostenibilidad económica se redujo la tasa de desempleo, que para 1996 se encontraba en 16.7 % y al 2000 13.9 %, y el significativo crecimiento de la fuerza de trabajo femenina de un 8.7 %..

Para esta primera gestión, los sectores que más contribuyeron al crecimiento del sector laboral fueron la construcción, manufacturas, turismo y comercio.

Legado en Políticas de empleo – Período 2004-2012

Luego de la desastrosa crisis internacional que hubo durante el 2003-2004, se implementaron programas o políticas en busca de reducir los niveles de desempleo y pobreza que imperaban en el país para ese momento.

Por ello, el gobierno encabezado por el Dr. Fernández, declaró el año 2006 como el Año de la Generación de Empleos, mediante el Decreto No.1-06, con miras a disminuir el nivel de desempleo en la República Dominicana, esto mediante la implementación de políticas o iniciativas, tanto en el sector público como en el privado. Para esto, está gestión se propuso crear 500,000 nuevos empleos entre 2006-2008, sin embargo en abril del 2007 se logro crear cerca de 400 mil empleos. Es decir, se logro un descenso en el desempleo de 731 mil personas a 652 mil.

En 2005 República Dominicana y Centroamérica firmaron la “Declaración tripartita para el fomento del empleo y el trabajo decente”, que acelera la creación de iniciativas relacionadas con este sector. Sin embargo, este no se creó hasta el 2007.

De igual forma, se realizaron una serie de reformas estructurales en este sector y se apruebo la Ley No. 488-08, que establece un Régimen Regulatorio para el Desarrollo y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES). Así como, la Comisión Nacional de Empleo (CONAEMPLEO) creada por el Decreto No.1019-83 el 29 de abril de 1983 y reestructurada por el Decreto No. 340-09 del 2009.

Por otra parte, datos presentados el Banco Mundial indican que para el período 2004-2008, el promedio anual de la economía dominicana había crecido en 6.9 %, lo que produjo el incremento de empleos netos a 555,500.

A partir del año 2008, la economía dominicana se había visto afecta por la crisis financiera externa. A pesar del caos ocasionado por la crisis financiera externa, para el 2008-2012 se logró un crecimiento a un ritmo anual promedio de 5 %, lo que originó la creación de 337,600 nuevos empleos netos. Es decir, que se logró un incremento de aproximadamente 893,000 nuevos empleos desde el 2004 hasta el 2012.

Otro de los convenios establecidos durante el tercer mandato del Dr. Fernández, fue para la creación del primer fondo de capital semilla para emprendedores dominicanos, que contaría con un presupuesto de 1 millón 200 mil dólares.

Durante este periodo se crearon programas con miras a disminuir la cantidad de desempleados y de personas que vivían en la pobreza para ese momento, entre estos se encuentran:

  • Programa Nacional de Incubación de Empresas (2004)
  • Financiamiento a microempresas de mi Barrio (2007)
  • Colocación e intermediación (2007)
  • Escuela Taller (SENAE)
  • Orientación Ocupacional (2007)
  • Mi Primer progreso (2008)
  • Santiago Trabaja (2010)
  • Programa Desarrollo Microempresa (2011).