• teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • teaser_blank
  • El gran talento joven dominicano necesita apoyo e incentivo. Nosotros se lo proporcionaremos.
    Leer más
  • ¡Arriba la Patria! ¡Viva la República Dominicana! ¡E’Pá lante que Vamos!
    Leer más
  • Definimos nuestra política exterior en base a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos. Fomentamos los valores de la paz, la solución armónica de las controversias y el multilateralismo.
    Leer más
  • Esa nueva Constitución será garante de que a pesar de las diferencias políticas, ideológicas o religiosas que nos pudiesen separar, los dominicanos viviremos siempre en armonía, en paz, de manera civilizada y en base al respeto mutuo.
    Leer más
  • Estamos conscientes que la lucha contra el crimen y el narcotráfico requiere de esfuerzos extraordinarios por parte de todos, del Gobierno y de la ciudadanía
    Leer más
  • Que el crimen organizado, la delincuencia callejera y el narcotráfico reciban claro nuestro mensaje: ¡Aquí no pasarán! En la República Dominicana serán irremediablemente derrotados!
    Leer más
  • Esa activa política exterior ha contribuido al fortalecimiento de los lazos diplomáticos, a la atracción turística hacia nuestro país, la promoción de la inversión extranjera, el intercambio comercial y el incremento de los vínculos educativos, culturales, científicos y tecnológicos
    Leer más
  • Hoy he venido a cumplir mi promesa. Les pido que me acompañen. Que Subamos al Metro. Que Subamos al progreso.
    Leer más
  • Los jóvenes de talento de la República Dominicana, aún los provenientes de familias humildes, tienen hoy la oportunidad de recorrer el mundo, aprendiendo todo el conocimiento que puede ser adquirido en materia de ciencia y tecnología para volver a la República Dominicana y prestar su concurso al esfuerzo de transformación nacional.
    Leer más
  • La República Dominicana no puede aislarse del mundo. Nuestra política exterior tiene que ser activa y dinámica, como efectivamente lo viene siendo.
    Leer más
  • Creemos en una reforma constitucional que consagre definitivamente en la República Dominicana un Estado democrático social de Derecho, fundado en la soberanía del pueblo, la libertad individual, la solidaridad y la justicia social.
    Leer más
  • La sociedad dominicana reconoce el papel que desempeña la educación para apoyar el pleno desarrollo de niños, jóvenes y adultos; generar equidad; crear oportunidades múltiples y construir ciudadanía.
    Leer más
  • Desde el inicio de nuestra gestión, hemos impulsado una activa y dinámica política exterior que nos ha llevado, por vez primera en nuestra historia, a todos los continentes del planeta
    Leer más
  • Así es este pueblo. Un pueblo alegre, optimista, entusiasta; y esa es la condición que nos da ánimo y nos impulsa siempre a enfrentar con éxito los graves problemas, las grandes dificultades y los inmensos desafíos que suelen obstruir el avance de los pueblos hacia la conquista de sus objetivos nacionales.
    Leer más
  • Para coronar con éxito ese inmenso desafío que tenemos por delante, se hace imprescindible asegurar para los años por venir la continuidad del crecimiento económico y la estabilidad, al tiempo que aplicamos de manera consistente una estrategia nacional de reducción de pobreza.
    Leer más
  • ¡Que vivan los trabajadores y trabajadoras de la República Dominicana!
    Leer más
  • En la República Dominicana, nadie va a desafiar la justicia. Nadie va a burlarse de la ley. Nadie va a retar al Estado democrático.
    Leer más
  • Pues aquí en lo que creemos es en una Constitución que le transfiera poder a los ciudadanos; que los proteja de la soberbia, de la arrogancia y de los abusos del poder.
    Leer más
  • La bandera de la República Dominicana ondea por lo alto en el pabellón de las relaciones internacionales; y lo más importante es que en todas partes del mundo se nos mira con respeto, con afecto y con admiración.
    Leer más
  • ¡En la República Dominicana, definitivamente, ¡E’ Pa' lante Que Vamos!
    Leer más
  • Que el crimen organizado, la delincuencia callejera y el narcotráfico reciban claro nuestro mensaje: ¡Aquí no pasarán! En la República Dominicana serán irremediablemente derrotados!.
    Leer más
  • El pueblo dominicano es un pueblo lleno de amor, de bondad y de nobleza, y un pueblo así estará siempre en condiciones de superar todos los obstáculos y vicisitudes que se le interpongan en el camino para la construcción de una sociedad más justa y más solidaria.
    Leer más
  • Vamos a hacer de la República Dominicana una tierra de esperanza para los que sueñan con un mundo mejor.
    Leer más

Políticas Macroeconómicas

Según plantea el texto de Participación Ciudadana, denominado Estructura del estado dominicano, desde el Poder Ejecutivo no hubo, hasta el año 1997, una profunda meditación sobre el camino que seguían las políticas económicas y financieras, así como “la efectividad de la Administración Pública del Estado”.

Desde la primera gestión del Dr. Leonel Fernández (1996-2000) uno de los logros más transcendentales, en cuanto a las políticas económicas fue: el crecimiento del producto interno bruto (PIB) a un 6.8 %, lo que permitió que se superara en 4.2 % el crecimiento registrado en América Latina en el mismo período.

La contienda electoral para las elecciones del año 1996 permitió que se los candidatos presentaras “amplias propuestas de reformas políticas institucionales” donde no solo se incluía la reforma constitucional, sino también se establecía la necesidad de modernizar y regular las políticas económicas dominicanas.

Producto de todo esto, la dirección asumida por el Dr. Fernández el 16 de agosto de 1996, creó ese mismo año la Comisión Presidencial para la Reforma y Modernización del Estado o COPRYME, institución que incorporó a reconocidas figuras de los partidos políticos, las academias y del Estado, generando un importante debate sobre el tema.

Un año más tarde, COPRYME aprobó el programa Nacional de Reforma y Modernización del Estado, el cual tenía por objetivo producir en el año 1998 una Asamblea Constituyente para revisar la Constitución dominicana. De igual forma, buscaba realizar reformas en todo el sector público.

Por otra parte, el ex mandatario implementó en el país para el año 1997, el Diálogo Nacional, este mecanismo permitió la discusión de los mismos temas tratados en COPRYME pero en un escenario más popular, transparente y masivo. Producto de ese diálogo se presentaron cerca de 3,134 propuestas sobre las reformas, el desarrollo y el sistema democrático del país. Asimismo, en consonancia con ese mecanismo se estableció una Comisión Nacional de Seguimiento del Diálogo Nacional y la Casa Nacional del Diálogo, que tenían por objetivo de promover los acuerdos establecidos en el Dialogo Nacional.

Para 1997 se aprobó la ley de Capitalización de la Empresa Pública, de donde nace la Comisión de Reforma de la Empresa Pública (CREP), vislumbrada en la ley antes mencionada, y establecida mediante la Resolución No. 257-97.

Para este período presidencial, también se creó una Comisión Técnica para elaborar las propuestas de reformas y modernización de la Administración Financiera, de donde surgió el Programa de Administración Financiera Integrada (PAFI).

Estas políticas implementadas en la gestión del Dr. Leonel Fernández, permitió un alto crecimiento anual, combinado con un bajo índice de inflación. Con relación a la política fiscal, se destaca un aumento sostenido en los ingresos fiscales de 14.4 % anual.

El notable crecimiento económico permitió el desarrollo de las telecomunicaciones, las infraestructuras, la electricidad, el turismo, el comercio y las manufacturas.

De igual forma, se aprobaron para esta gestión las siguientes leyes y reformas:

  • La ley 141-97, que reforma a las empresas públicas (CORDE, CDE, y el CEA);
  • Ley No. 17-97, que otorga un 4 % del Presupuesto Nacional a los ayuntamientos,
  • Reforma fiscal;
  • Reforma Arancelaria;
  • Reglamento de la Ley de Reactivación de Exportaciones;
  • Ley del Mercado de Valores;
  • Ley que fusionó las Direcciones de Impuesto Interno y de Rentas Internas, en la Dirección General de Impuestos Internos (Ley No. 166-97, modificada por la Ley No. 227-06).

Legado en Políticas Macroeconómicas Período 2004-2012

A finales del año 2003, se desató una de las crisis económicas internacionales más agresivas que en años se había observado, República Dominicana no fue la excepción, y esta crisis dejó en la pobreza a más de un millón de dominicanos. Por lo que en el segundo y tercer mandato, dirigido por Leonel Fernández, la economía dominicana pudo exhibir un ritmo de crecimiento económico sostenido, con una tasa promedio de 9.5 % para el período 2005-2007, lo que asentó a la República Dominicana como uno de los países de mayor crecimiento económico en América Latina.

Tan eficaces fueron las políticas económicas implementadas por esta gestión que termino con la proyección de decrecimiento surgida para el año 2004. En el primer cuatrimestre de esta gestión [agosto-diciembre/2004] el gobierno del Dr. Fernández logró revertir la tendencia negativa en el crecimiento del PIB real desde el año 2003, para el 2005 y el 2006 la tasa de crecimiento de la economía fue de 9.3 % y 10.7 % respectivamente.

Producto de los altos índices de crecimiento del PIB se crearon de forma masiva empleos, permitiendo así la reducción del índice de desempleo abierto en el país y reduciendo la cantidad de personas que se encontraban en la pobreza y la pobreza extrema. Para el año 2005 y el 2006, la tasa de inflación acumulada fue de 7.44% y de 5% respectivamente.

Es bueno resaltar, que datos presentados por el Banco Mundial indican que para el período 2004-2008, el promedio anual de la economía dominicana había crecido en 6.9 %, lo que produjo el incremento de empleos netos a 555,500.

A partir del año 2008, la economía dominicana se había visto afecta por la crisis financiera externa. Sin embargo, logró crecer en el periodo 2008-2012 a un ritmo anual promedio de 5 %, lo que originó la creación de 337,600 nuevos empleos netos, haciendo posible un incremento de aproximadamente 893,000 nuevos empleos desde el 2004 hasta el 2012.

En otras palabras, la política económica posibilitó la transición de la recesión al crecimiento, generándose un esquema de crecimiento con un control riguroso de la inflación. Al término del segundo año de gestión, ya se había reducido el déficit del sector público consolidado como proporción del PIB nominal en tres puntos porcentuales, al pasar de 7% a 4%.

Para estos períodos se sometieron a la Cámara de Diputados y se aprobaron los siguientes proyectos de ley:

  • Ley 288-04 de Reforma Fiscal;
  • Ley de Reforma Tributaria;
  • Ley de Eficiencia Recaudatoria;
  • Ley de rectificación fiscal;
  • Ley sobre Austeridad del sector público;
  • Ley de Planificación e Inversión Pública;
  • Ley mediante el cual se crea la Secretaría de Estado de Economía, Planificación y Desarrollo, la cual reemplaza al actual Secretariado Técnico de la Presidencia;
  • Ley que modifica la Ley No. 495-06 de rectificación fiscal del 28 de diciembre del 2006;
  • Ley para la recapitalización del Banco Central;
  • Ley sobre presupuesto participativo municipal:
  • Ley de amnistía fiscal;
  • Ley que reduce la tasa de impuestos sobre la renta;
  • Ley sobre deducción de los gastos educativos en el impuesto sobre la renta para las personas físicas;
  • Ley para aumentar los ingresos tributarios y destinar mayores recursos en educación;
  • Ley que autoriza al Ministerio de Hacienda a la emisión de títulos valores internos de deuda pública;
  • Ley para el fortalecimiento de la capacidad recaudatoria del estado para la sostenibilidad fiscal y el desarrollo sostenible;
  • Ley mediante el cual se deroga el artículo 49 de la Ley No.253-12, de fecha 9 de noviembre de 2012, para el fortalecimiento de la capacidad recaudatoria del estado para la sostenibilidad fiscal y el desarrollo sostenible, que establece que toda mercancía incluida en el artículo 4, categoría b, sobre envíos de bajo valor, libres del pago de derechos de impuestos, del decreto No.402-05, del 26 de julio de 2005, importada mediante Despacho Expreso de Envíos (COURIERS) pagará los impuestos correspondientes;
  • Ley de amnistía para el fortalecimiento de la capacidad tributaria del estado, sostenibilidad fiscal y desarrollo sostenible.

No obstante a las crisis internacionales vividas durante estas dos gestiones, es innegable que la economía dominicana tuvo un sostenible crecimiento y estabilidad durante los últimos períodos presidenciales del Dr. Leonel Fernández, realizando grandes esfuerzos por mejorar la eficiencia, la efectividad y la distribución del gasto público, a esto el Banco Mundial indicó que la actividad económica del país se multiplicó 2.66 veces.