Leonel Fernández y los bosques tropicales de la República Dominicana

En el año 1967 la situación de desmonte de los bosques tropicales dominicanos era tan escandalosa que el gobierno de entonces suprimió por decreto los aserraderos.  La medida mejoró en algo la cobertura, debido a la regeneración natural, pero persistió una visión caracterizada por el desconocimiento del valor del bosque en sí mismo más los servicios ambientales que presta.  

Esa situación cambió en 1997 después de la llegada al gobierno del doctor Leonel Fernández, quien instauró el Plan Nacional Quisqueya Verde, a partir del cual se iniciaron las siembras masivas de árboles, importantizando las especies nativas.

En el año 2005, como parte de los compromisos del país con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, se decidió plantar un promedio de 10.8 millones de árboles por año,  para cubrir en 10 años, 1.5 millones de tareas, lo cual se ha logrado con creces, porque según datos del Ministerio de Medio Ambiente, la cobertura boscosa ha pasado de 27.5 % en 1996. a más de 40% en la actualidad.

​ 

Es evidente que los bosques tropicales, solo pueden ser conservados de forma duradera, si se logra establecer formas permanentes de aprovechamiento, que puedan satisfacer las necesidades económicas y sociales de las poblaciones locales, o bien cubriendo el pago de los servicios ambientales que prestan(PSA), especialmente cuando éstos bosques cumplen necesidades de protección absoluta, como debe ocurrir en las cuencas hidrográficas.  

La visión de protección, conservación y uso sostenible de los recursos naturales renovables está muy clara en la Ley General de Medio Ambiente 64-00, elaborada por una Comisión ad hoc creada al efecto por Leonel Fernández en el año 1998 y aprobada por el Congreso Nacional en julio del año 2000. 

Según datos de la FAO, anualmente 11 millones de hectáreas de bosques tropicales son desmontadas a nivel mundial.  En nuestro país, entre los siglos XVIII y XIX y en la primera mitad del Siglo XX, gran parte de nuestrosbosques tropicales fueron diezmados, en principio, para aprovechar y exportar la gran diversidad de madera preciosa existente y luego los desmontes siguieron para hacer agricultura y establecer fincas ganaderas.    

La tala de los bosques tropicales dominicanos ha traído como consecuencia serios niveles de degradación de las tierras, incluyendo pérdida de biodiversidad, pérdida de suelo y pérdida de calidad del agua.

El día 22 de junio ha sido consagrado como el Día Internacional de los Bosques Tropicales y en la República Dominicana observamos de nuevo la coherencia de Leonel Fernández, quien como candidato a la Presidencia de la República, ahora por el Partido Fuerza del Pueblo, no solo está previendo la necesidad de cuidar el medio ambiente y los recursos naturales, sino que la dimensión ambiental ha sido colocada entre los siete pilares, en los que se apoyará la nueva ola de transformaciones previstas para continuar con el progreso de nuestro país.

Ing. Paino Abreu Collado

Dirección Ambiental de la Fuerza del Pueblo

¡No inventes, únete al #Camino Seguro!

Con tu esfuerzo, juntos llevaremos a la República Dominicana por senderos de bienestar, prosperidad y progreso para todos.

Únete ahora

Únete ahora

       Leonel Fernández Presidente 2020
Únete Menú
>