Propuestas de Leonel Fernández para solucionar el tránsito y la movilidad en la República Dominicana

Hoy les presento mis soluciones frente al caos del tránsito, del transporte y la movilidad en Santo Domingo, Santiago y el Distrito Nacional

Para comprender los motivos del caos que impera en el tránsito en nuestro país, debemos referirnos a un dato inicial: en los últimos ochos años, el parque vehicular ha incrementado en casi un 63 % en la República Dominicana. De 2,735,000 unidades vehiculares, pasamos a tener 4,351,000 en el año 2019, lo que constituye un crecimiento sin precedentes en nuestra historia. 

A pesar de que este crecimiento fue pronosticado, el país no se preparó, la planificación fue escasa o nula en materia de movilidad y tránsito, especialmente, en las urbes de mayor concentración, como el Gran Santo Domingo y el Gran Santiago.

​Preocupados y consternados por esta grave situación, los técnicos que hoy son miembro de la Fuerza del Pueblo, especializados en tránsito y movilidad, iniciaron hace más de tres años un proceso de análisis, diagnóstico y posterior presentación de posibles soluciones a esta grave problemática que nos afecta a todos.

​Hoy nos presentan la segunda ola de transformaciones en movilidad y tránsito terrestre para la República Dominicana, que han desarrollado gracias a la utilización de las tecnologías más avanzadas globalmente en materia de movilidad y transporte, tales como drones especializados en tránsito, software de levantamiento, aforo y perfilación de usuarios, punto de referencia de data celular, software de simulación vial, entre otros, que han acompañado de su talento y experiencia en el área nos presentan soluciones modernas, eficientes y económicamente vial.

​Debido a la alta densidad poblacional en el Distrito Nacional, la provincia Santo Domingo y Santiago, que albergan más del 35 % de la población dominicana, el problema del tránsito se hace más agudo y es padecido por una mayor cantidad de personas. A continuación, veamos cómo se comporta el flujo vehicular en las zonas críticas de estos territorios, empezando con el Gran Santo Domingo.

Diariamente, entran y salen de la ciudad capital:- Por el puente Juan Bosch y el puente Duarte, 176 mil vehículos – por el puente Mella 48 mil vehículos – Por el puente Francisco del Rosario Sánchez. 49 mil vehículos – Desde Villa Mella, por el Francisco Peynado, 76 mil vehículos, – Por la Avenida Jacobo Majluta, 40 mil, – Por la Autopista Duarte (km 9), 77 mil, – Por la Autopista 30 de Mayo, unos 44,500 vehículos.

Esto quiere decir que, al Distrito Nacional entran y salen todos los días más de medio millón de vehículos, un número que empieza a explicar el caos.

Como pueden ver, el 60 % de las personas entran a trabajar, el 22 % se trasladan con motivos de estudios y, el resto, a actividades diversas, incluyendo la gestión de servicios públicos. Es evidente que este superflujo vehicular hacia y desde el Distrito Nacional generan los masivos embotellamientos al no tener la debida actualización en su red de transporte y comunicación.

​Siempre hemos tenido presente que las soluciones al tránsito, al transporte y a la movilidad deben ser integrales. Éstas deben combinar la creación y expansión de los transportes colectivos, la implementación de obras de infraestructura que agilicen el flujo y, finalmente, el dictado de normas para el ordenamiento de aparcamiento, desplazamiento y zonas horarias de ocupación.

​Durante nuestros gobiernos, implementamos el servicio de autobuses de la OMSA, el transporte colectivo no automatizado más trascendental de nuestro país. Así como un sistema de infraestructuras de tránsito, que incluye los túneles y elevados en Santo Domingo y Santiago, las autovías, las avenidas expreso, y, por supuesto, nuestro ícono nacional, el Metro de Santo Domingo, que transporta más de 100 millones de pasajeros cada año.

​En esta nueva propuesta de transformaciones pretendemos lograremos que la República Dominicana se convierta en el paradigma de América, en desarrollo de infraestructuras, tecnología y modernidad.

Veamos los proyectos,

En Santo Domingo Este, construiremos dos pasos a desnivel con dos carriles en ambos sentidos, en la avenida Charles de Gaulle con las intersecciones de Carretera de Mendoza y Calle Profesor Simón Orozco.

Desde y hacia Santo Domingo Este y el Distrito Nacional, modificaremos el flujo, agregando un carril en la mañana hacia el oeste y otro en la tarde hacia el este, en los puentes Juan Pablo Duarte y Juan Bosch.

En el Distrito Nacional, conectaremos el elevado sobre la avenida 27 de febrero mediante un viaducto con el corredor de la avenida John F. Kennedy.

En Santo Domingo Norte, ampliaremos el puente Francisco J. Peynado a seis carriles, que se van a reorientar en los sentidos de las horas pico del tránsito.

Para la solución norte-sur República en la avenida República de Colombia y avenida Abraham Lincoln, se construirán pasos a desnivel en la Jacobo Majluta, avenida Carlos Pérez Ricart (conocida como Sol Poniente), avenida de los Próceres y avenida John F. Kennedy.

Al elevado de la avenida John F. Kennedy le agregaremos un carril, el cual permitirá la circulación en las horas pico, disponiendo de tres carriles en un sentido y tres en el otro, mejorando de manera significativa el flujo este-oeste y viceversa.

La primera intervención que realizamos en el Distrito Nacional fue el corredor de la avenida 27 de Febrero entre los años 1996-2000. La segunda ola de transformaciones para el tránsito, que iniciará el próximo 16 de agosto de 2020, convertiremos este corredor en el más eficiente y dinámico del país, al construir un sistema de pasos a desnivel por debajo de la avenida Luperón, en la Plaza de la Bandera, y la avenida Isabel Aguiar, mejor conocida como “Pinturas”, convirtiéndolo en un viaducto eficiente e ideal para el tránsito en direcciones este-oeste, desde y hacia nuestra capital Primada de América.

En el Gran Santo Domingo, todos los semáforos se integrarán en un sistema sincronizado, con energía permanente y de respaldo, contribuyendo así al mejoramiento de la movilidad.

Como hemos descrito previamente, a través del acceso del KM 9 de la Autopista Duarte transitan más de 77 mil vehículos diariamente, y nuestros estudios revelan que el 60 % de las personas que los ocupan desarrollan sus actividades en el polígono central del Distrito Nacional y en el Centro de los Héroes. Por tal motivo, hemos diseñado un túnel bidireccional, a cuatro carriles, por debajo de la Avenida Winston Churchill permitiendo conectar el tránsito desde desde la avenida Sarasota hasta la Jonh F. Kennedy y la autopista Duarte en ambas direcciones, norte y sur, sin ninguna ninguna interrupción hasta Santiago de los Caballeros en vista de que sustituiremos los cruces regulados, por pasos a desnivel y retornos en toda la autopista Duarte.

El principal centro de congestión vehicular, para quienes transitan desde el Distrito Nacional hacia el Cibao, y viceversa, se encuentra en el Kilómetro 9 de la Autopista Duarte. En este lugar, construiremos la primera de cinco estaciones de intercambio urbano, las cuales consisten en una mega estación de pasajeros construida por el sector privado totalmente soterrada, tomando los modelos existentes en países más desarrollados.

En este intercambiador, los pasajeros tendrán acceso al Metro de Santo Domingo, al tren interurbano, a la OMSA, a los taxis, a los mototaxis (motoconchos), a los carros públicos y, en fin, a todos los medios de transporte disponibles organizados de la ciudad, con la comodidad y seguridad necesaria.

El sistema de distribuidores o tréboles del KM 9 de la Autopista Duarte será sustituido por un sistema de viaductos que, en primer lugar, eliminarán todo tipo de congestionamiento y, en segundo lugar, habilitarán nuevos espacios para la ciudad de Santo Domingo.

En cuanto al transporte colectivo de alta eficiencia, por supuesto que continuaremos con la expansión del Metro de Santo Domingo. Su línea 2B llegará hasta San Luis; su línea 2A, en formato de tren de cercanías, hasta Pedro Brand, y la línea 3A combinada con el metro ligero sobre el corredor 27 de Febrero y la avenida Luperón.

El transporte colectivo también se verá ampliado y mejorado mediante una alianza publico privada, para la construcción del primer metro ligero de Santo Domingo Será un moderno y novedoso sistema de transporte, con la capacidad de movilizar a 1,500 pasajeros por hora, recorriendo los ejes centrales de las avenidas Luperón y Winston Churchill, así como las marginales de la avenida George Washington y la avenida España hasta el sector El Farolito. Este Metro Ligero se combinará con el resto del sistema para dar servicio a más de 113 millones de pasajeros al año.

Para Santiago de los Caballeros, en un esfuerzo que realizaremos en conjunto con el gobierno local, construiremos un sistema combinado de pasos a desnivel en las avenidas Juan Pablo Duarte y 27 de Febrero. También implementaremos tres redes de metro ligero, las cuales se combinarán de forma integral con el transporte urbano organizado en esta importante ciudad. A su vez, todos los sistemas de transporte conectarán con tres estaciones del tren de pasajeros Juan Pablo Duarte y, así, enlazar a la ciudad de los 30 Caballeros con cada esquina del país.

​Finalmente, les doy más detalles del ya aclamado tren de carga y pasajeros Juan Pablo Duarte:

​ La estructura comercial que vitaliza a la autopista Duarte consiste en aproximadamente 6 mil contenedores, que circulan a través de ella todos los días, en su mayoría con dirección a los puertos de Caucedo, Haina, Boca Chica, San Pedro de Macorís, Santo Domingo y clientes locales. La carga principal consiste en comestibles, minerales y textiles. 

El propósito de este proyecto es la ampliación de la capacidad de conexión entre los puertos mediante el ferrocarril en combinación con el sistema de transporte actual, no sustituyéndolo ni desplazándolo. Lograremos convertir a la República Dominicana en un hub comercial centroamericano, aumentaremos el intercambio comercial y mejoraremos el transporte interprovincial con eficiencia, economía y comodidad.

​El tren de carga y pasajeros combinado Juan Pablo Duarte, funcionará como tren de carga desde las 12 de la medianoche hasta las 6 de la mañana y de pasajeros de 6 de la mañana a 12 de la noche. En su primera etapa conectará con Santo Domingo, Santiago y, luego, con Montecristi, Puerto Plata y Punta Cana, convirtiéndose en el verdadero eje motor de nuestra economía y turismo.

​Desde el corazón del Cibao y hasta todos los rincones del país, recorreremos el  camino seguro, el camino del progreso, la dignidad, la decencia, la democracia, el desarrollo económico y el respeto por nuestro pueblo.

¡No inventes, únete al #Camino Seguro!

Con tu esfuerzo, juntos llevaremos a la República Dominicana por senderos de bienestar, prosperidad y progreso para todos.

Únete ahora

Únete ahora

       Leonel Fernández Presidente 2020
Únete Menú
>