Objetivo No. 2
Transformar la educación superior para que sirva de motor del desarrollo humano y económico del país

Transformar la educación superior para que sirva de motor del desarrollo humano y económico del país

A pesar del alto crecimiento en cobertura que ha experimentado la educación superior en el país, la calidad de los egresados, en su mayoría no posee las competencias profesionales que demanda la sociedad de hoy.

La Educación Superior tiene serias limitaciones que no le permiten actuar como motor del desarrollo económico y social del país.

El personal docente, en su mayoría no responde a los requerimientos de una Educación Superior de calidad. Solo el 4 % de los maestros universitarios posee título de doctorado o PhD. También hemos identificado deficiencias en la formación especializada de cada área.

Con notables excepciones, las estrategias de aprendizaje responden más al modelo universitario del siglo pasado, haciéndolas carentes de innovación y poco apropiadas para las demandas del mundo laboral actual.

No solo las estrategias han quedado desfasadas, sino que en muchos casos, el contenido mismo de la enseñanza no es actualizado constantemente por los docentes. Estos suelen tener una carga académica excesiva y varios empleos u ocupaciones que no le permiten dedicarse a la docencia de forma exclusiva.

Las entidades de educación superior dominicanas tienen también un muy bajo porcentaje de personas que se dedican a la investigación. El principal objetivo es la docencia y la formación profesional, pero muy pocos recursos se dedican a la realización de estudios profundos.

Otra problemática reconocida es el bajo nivel con que llega una gran parte de los bachilleres a la educación superior. Aun con la aplicación de los programas propedéuticos, no consiguen dominar contenidos básicos en las áreas de matemáticas, lenguaje y ciencias.

Trabajaremos en pos de la corrección de estas y otras deficiencias que hemos identificado en el sector, como son:

  • Baja pertinencia. La mayor parte de la oferta curricular no se corresponde con las necesidades para el desarrollo de los sectores productivos y de servicios a nivel nacional y regional del país.
  • Poco uso de las tecnologías de la información en los procesos formativos en las diferentes carreras y en la gestión.
  • No se exige a los egresados el dominio de por lo menos una lengua extranjera.
  • Escasos hábitos de lectura de los estudiantes y profesores.
  • Alta deserción del sector, aproximadamente de un 50 % y cambios frecuentes de los estudiantes, de universidades y de carreras.
  • Los egresados del nivel técnico superior no son reconocidos adecuadamente por los sectores productivos, proporcionando ingresos muy por debajo de su formación y poca valoración como profesionales.
  • Nuestros objetivos específicos persiguen orientar la Educación Superior del país a los fines establecidos en el Objetivo de Educación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de las Naciones Unidas, que sostiene: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”.

La transformación de la educación superior debe permitirle convertirse en un motor de desarrollo económico y social del país. Para ello, fomentaremos los programas de desarrollo de capital humano para que respondan a los retos impuestos por la nueva sociedad del conocimiento y la llamada cuarta revolución industrial.

De esta manera, nuestros estudiantes estarán preparados para ocupar múltiples posiciones, sea en la industria tradicional o en las nuevas áreas que la tecnología va desarrollando.

También procuraremos sustentar un amplio programa para elevar la cualificación y la dignificación de los profesores e investigadores del nivel superior que contribuya a mejorar su formación y actualización, la mejora de su calidad de vida y el disfrute de una carrera académica que les garantice sus derechos y el reconocimiento en base a sus esfuerzos y trabajo de calidad.

Nuestras instituciones de Educación Superior actuarán como creadoras de conocimiento, y su aplicación en beneficio los diferentes sectores de la sociedad, experimentando notables mejoras en las áreas que se mencionan a continuación.

Transformación de la Educación Superior

  • Desarrollar programas innovadores conducentes a la transformación de la calidad de la Educación Superior del país orientados a formar egresados con capacidad de aprender permanentemente, para enfrentar la contingencia que la vida presenta.
  • Promover y acompañar a las instituciones de Educación Superior en un proceso de evaluación y rediseño de las carreras vigentes, considerando los requerimientos de los retos actuales en Educación Superior.
  • Capacitar para el desarrollo de las competencias requeridas para el trabajo del futuro, de cara al 2030, como: resolución de problemas, pensamiento crítico, creatividad, colaboración e inteligencia emocional, entre otras.

Ampliación de la oferta curricular

  • Diversificar la oferta curricular del nivel superior teniendo presente la emergencia de nuevas ramas del saber, fundamentalmente en el campo de las ciencias básicas, la tecnología, nuevas ingenierías, y el amplio, complejo y diverso mundo de la gerencia para el desarrollo.
  • Desarrollar la capacitación del personal docente de las instituciones de Educación Superior, en el conocimiento de los alcances de la Cuarta Revolución Industrial y las competencias requeridas para el trabajo del futuro.
  • Ampliar el programa de becas nacionales e internacionales con énfasis en maestrías y doctorados en áreas acordes con las necesidades del desarrollo nacional.

Promoción al acceso y permanencia de los estudiantes en los centros de Educación Superior

  • Desarrollar un proyecto de alerta temprana para reducir la deserción estudiantil y aumentar el flujo de egresados de las instituciones de Educación Superior, públicas y privadas, mediante el uso de soluciones tecnológicas de análisis de datos.
  • Desarrollar programas de orientación en instituciones de Educación Superior que asistan a los estudiantes en la selección de carreras, en función de sus actitudes y aptitudes; así como apoyo al seguimiento exitoso de las carreras seleccionadas.
  • Desarrollar programas de tutorías a estudiantes de Educación Superior, para hacer más eficiente su formación profesional, favoreciendo el egreso en el tiempo previsto.
  • Priorizar la participación de las universidades a nivel internacional
  • Promover la internacionalización de la Educación Superior como una dimensión global, sobre la base de la cooperación, la construcción colectiva de conocimiento, la integración, y el reconocimiento del carácter pluricultural de las sociedades.
  • Desarrollar acuerdos entre universidades nacionales y extranjeras reconocidas, para el desarrollo de carreras conjuntas e investigaciones en consorcio sobre problemas comunes.
  • Ampliar el programa de becas internacionales, para favorecer la formación, el intercambio académico y cultural de nuestros estudiantes.
  • Desarrollar intercambios y pasantías de estudiantes universitarios nacionales con estudiantes extranjeros, en diferentes áreas del conocimiento, y programas de movilidad de profesores que incluya cursos de actualización y estancias.
  • Aplicar el proyecto de UNESCO sobre reconocimiento de títulos y estudios.
  • Crear un programa de seguimiento a los acuerdos firmados por las instituciones de Educación Superior, y brindarles el apoyo necesario para que los mismos puedan ser aprovechados en beneficio del país.

Impulso a las nuevas tecnologías

  • Fortalecer el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la Educación Superior para responder a los retos de la sociedad actual, considerando su impacto en el ámbito nacional e internacional.
  • Desarrollar programas para apoyar a las instituciones de Educación Superior a crear nuevas carreras, a nivel de grado y posgrado, en las áreas de las TIC acorde con las demandas y tendencias de la nueva era digital.

Impulso a la educación a distancia y virtual

  • Impulsar la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación en el nivel superior, utilizando los avances de la era digital a nivel mundial, e impulsar la creación de nuevas instituciones en la modalidad a distancia, semi-presencial y virtual que respondan a los retos y demandas de la sociedad actual.
  • Actualizar el reglamento de educación a distancia, semipresencial y virtual.

Fomento de la lectura

  • Fomentar el hábito de la lectura, contribuyendo a impulsar al país hacia una comunidad de lectores.
  • Desarrollar un amplio programa de lectura en nuestras universidades, dirigido por intelectuales nacionales, que incluya discusión de obras, tertulias, cursos, talleres e intercambios con escritores nacionales e internacionales, que permita la creación de una cultura de lectura entre nuestros estudiantes.
  • Poner en ejecución plataformas digitales para fomentar el hábito de la lectura e incentivar a los profesores a fortalecer su práctica de lectura y su aplicación en el desarrollo de la docencia.

Calidad docente y carrera académica

  • Elevar la calidad de los profesores e investigadores de educación superior, mejorar sus condiciones de trabajo y establecer sus deberes y derechos.
  • Apoyar programas de maestrías y doctorado, en diferentes áreas del conocimiento, en las universidades nacionales que responda a estándares de alta calidad.
  • Ejecutar programas de formación y actualización continua, en diferentes áreas del conocimiento, para profesores e investigadores, a nivel nacional e internacional.

Formación de docentes pre-universitarios

  • Formar docentes que respondan a los nuevos paradigmas de la educación, que dominen técnicas de aprendizaje que se fundamentan en el conocimiento y en la práctica.
  • Ampliar y fortalecer el programa de apoyo estatal a la formación de profesores en el dominio de las tecnologías de la información y la comunicación como apoyo a la producción de los aprendizajes.

Mejoramiento y aseguramiento de la calidad

  • Asegurar el mejoramiento de la calidad de la Educación Superior y desarrollar un sistema de acreditación que incluya: evaluación continua, acreditación de instituciones y carreras, certificación de carreras, profesores e investigadores.
  • Fortalecer el programa de evaluación de las instituciones de Educación Superior cada 5 años, a través de procesos de auto evaluación y evaluación externa, dirigidos por el MESCYT.
  • Ampliar los programas de certificación de las carreras que se imparten a nivel nacional, dirigido por el MESCYT, que establezca normativas para el funcionamiento adecuado de las mismas.
  • Crear e implementar un sistema de acreditación de instituciones y programas de Educación Superior, bajo la rectoría del MESCYT.

Fomentar la investigación en las instituciones de Educación Superior

  • Impulsar la investigación en las áreas de ciencias de la naturaleza y ciencias sociales, tanto en las modalidades Básica y Aplicada.
  • Apoyar la difusión de los resultados de las investigaciones científicas desarrolladas; así como la transferencia de tecnología, incluyendo patentes y derechos de propiedad intelectual.

Educación Técnica Superior

  • Fortalecer y ampliar la Educación Técnica Superior de calidad de acuerdo con los avances de la tecnología, actualizando de manera constante las mismas, aprovechando las infraestructuras físicas y tecnológicas existentes en las diferentes regiones del país.
  • Impulsar el desarrollo de carreras técnicas, en las instituciones de Educación Superior, en sus diferentes categorías y en las áreas de mayor demanda.
  • Ampliar el nivel Técnico Superior utilizando los recursos de infraestructuras físicas y tecnológicas existentes en diferentes instituciones públicas y privadas, en las áreas demandadas para el desarrollo de las regiones.
  • Impulsar un programa de becas y cooperación internacional para la formación de profesores del nivel Técnico Superior, en las áreas de desarrollo incipiente o que no existen en el país.

Formación integral

  • Fortalecer la formación humanística, cultural y artística en sus distintas manifestaciones; así como las habilidades blandas: trabajo en equipo, colaborativo, pensamiento crítico, contribuyendo así en la formación integral de los egresados.
  • Impulsar que en el rediseño curricular de las carreras de las diferentes áreas las instituciones de Educación Superior inserten la dimensión humanística, cultural, artística y las habilidades blandas.
  • Apoyar a las instituciones de Educación Superior en la creación de carreras en las diferentes manifestaciones del arte.
  • Fortalecer y ampliar el programa de becas internacionales para la formación de profesores para las carreras de arte.

Medio Ambiente

  • Fomentar carreras para el estudio del medio ambiente, sus beneficios e impacto sobre la economía y la calidad de la vida.

Salud

  • Fortalecer la formación del capital humano en el área de la salud, en coordinación con las instituciones gubernamentales del área, contribuyendo a una vida sana de la población.
  • Establecer acuerdos entre las Instituciones de Educación Superior y el Ministerio de Salud para definir el perfil del egresado de la carrera de Medicina, y el rediseño del currículo que responda a las políticas gubernamentales del área.
  • Aumentar el número de enfermeras anualmente, a nivel de grado y posgrado, e impulsar la mejora de sus condiciones de trabajo e ingreso con miras a disminuir el déficit actual.

Lenguas Extranjeras

  • Formar estudiantes en el dominio de lenguas extranjeras, como parte de una educación de calidad, que les permita una mayor integración al mundo global.
  • Ampliar y fortalecer los programas de becas nacionales vigentes para el aprendizaje del Inglés, Francés, Alemán, Mandarín, Portugués y otros idiomas.

Evaluación de vías de financiamiento

  • Asegurar una mayor asignación de recursos financieros para mejorar la calidad de la educación superior, la ciencia y la tecnología.
  • Identificar fondos y fuentes de financiamiento gubernamentales y de otros sectores, que contribuyan a mejorar la calidad de la educación superior en el país, asignados según programas, resultados y rendición de cuentas.
  • Identificar fondos de organismos internacionales y agencias de cooperación, que financien proyectos que contribuyan a mejorar la calidad de la educación superior en el país.

INICIATIVAS

  • Creación de 20 centros de innovación y emprendimiento en las instituciones nacionales de Educación Superior, vinculados a sectores económicos estratégicos.
  • Aumento de la cobertura del nivel superior en 400,000 nuevos estudiantes, para llevarlo a 1,000,000.
  • Otorgamiento de 25,000 becas por año, en instituciones nacionales, en carreras necesarias para el desarrollo del país. Asimismo, 10,000 becas internacionales por año, priorizando los niveles de posgrado y las carreras tecnológicas para favorecer la formación de capital humano que requiere el desarrollo nacional.
  • Intercambio de 50,000 estudiantes y profesores nacionales en universidades internacionales reconocidas, para fortalecer la internacionalización.
  • Creación de por lo menos 10 nuevas carreras para impulsar los empleos del futuro, tales como: Inteligencia Artificial, Robótica, Biotecnología, Realidad Virtual y Aumentada, Blockchain, Biomateriales, Sostenibilidad Ambiental, Biomedicina, Ingeniería Biomédica, Ciencia de Datos; así como la creación de 10 carreras en el área de economía creativa o naranja.
  • Creación de carreras técnicas en por lo menos 10 universidades nacionales, aprovechando las infraestructuras físicas y tecnológicas existentes en las diferentes regiones del país.
  • Establecimiento de conectividad (Wifi) en el 100% de las Instituciones de Educación Superior.
  • Implementación de un programa para lograr el incremento al nivel de doctorado de los profesores universitarios, de un 4 % actual al 10 %.
  • Construcción de 5 centros del ITLA y 5 Institutos Técnicos Superiores Comunitarios Regionales en carreras técnicas que respondan a las necesidades de cada región.
  • Refuerzo tecnológico a la UASD, en todos sus recintos, incluyendo centros de innovación, equipamiento de laboratorios y computadoras para estudiantes y profesores.
  • Elaboración de un plan de transformación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo en sus aspectos académicos y de gestión, hacia el quinto centenario de su fundación, a celebrarse en el 2038, que la convierta en una de las universidades más modernas de América Latina y el Caribe.
  • Construir un recinto de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en Santo Domingo Este, con la infraestructura y el equipamiento adecuado para el desarrollo de las carreras demandadas por las necesidades presentes y futuras, con orientación de que forme parte del Corredor Tecnológico de las Américas.

Déjame saber tus comentarios...

¡No inventes, únete al #Camino Seguro!

Con tu esfuerzo, juntos llevaremos a la República Dominicana por senderos de bienestar, prosperidad y progreso para todos.

Únete ahora

Únete ahora

       Leonel Fernández Presidente 2020
Únete Menú
>