Objetivo No. 4
Promoción de la economía circular, que mejore el uso de nuestros recursos, generando ingresos

Promoción de la economía circular, que mejore el uso de nuestros recursos, generando ingresos

Una economía circular es un sistema económico destinado a eliminar el desperdicio y el uso continuo de los recursos. Los sistemas circulares emplean la reutilización, el intercambio, la reparación, la restauración, la remanufactura y el reciclaje para crear un sistema de circuito cerrado, minimizando el uso de recursos y la generación de desechos, contaminación y emisiones de carbono.

La economía circular ayuda a la creación de ciudades más habitables, una mayor distribución de valor de la economía, el fomento de la innovación, la reducción de la contaminación de ecosistemas marinos y terrestres y de la perdida de biodiversidad, así como una disminución de los riesgos para la salud humana.

Contribuyendo a la producción y consumo responsables (ODS12) y al desarrollo de sistemas alimentarios inteligentes en función de los recursos, la economía circular contribuye al menos a 12 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible descritos en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

La economía circular es una necesidad incuestionable. La economía circular propone un modelo económico y productivo caracterizado por el ahorro de recursos y fuentes de energía y preservar la biodiversidad sin tener que renunciar al progreso económico y social. En este sistema económico los bienes se producen, se consumen, se reciclan, se producen y se vuelven a consumir, entrando en un ciclo de vida circular.

La economía circular buscar crear nuevas formas de consumir y producir productos y a su vez crear nuevas oportunidades empresariales y puestos de trabajo a todos los niveles de capacidades.

Sectores como el turístico, de gran importancia para nuestra economía, aportan también a la degradación medioambiental. El turismo es responsable de la emisión de un porcentaje significativo de gases de efecto invernadero, genera toneladas de basura, es causante de residuos que provocan problemas de depuración de aguas residuales, de la erosión y degradación del entorno a causa de las actividades turísticas en playas y caminos rurales, deterioro del hábitat de la flora y fauna, entre otros de los casos de impactos negativos.

Para establecer una economía circular eficiente, se debe crear un modelo económico que maximice la reutilización de los recursos disponibles en el país y a su vez minimice el impacto ambiental de su actividad. Esto se llevaría a cabo a través del diseño ecológico y el apoyo a políticas orientadas a la recuperación y el reciclaje y la prolongación de la vida de los productos.

Las bases de las propuestas de economía circular para el país se definen en el concepto de las 9 R: Repensar, Reutilizar, Reparar, Restaurar, Remanufacturar, Reducir, Reproponer, Reciclar y Recuperar.

INICIATIVAS

  • Actualización y creación de nuevas políticas de gestión integral de los residuos sólidos que reduzcan los impactos negativos en la población y el medio ambiente y eliminen la excesiva cantidad de vertederos a cielo abierto.
  • Desarrollo de una campaña educativa sobre el cumplimiento de las leyes y normas destinadas a garantizar el buen manejo de los residuos sólidos desde el origen.
  • Incentivar el emprendedurismo a través de la transformación y el reciclaje.
  • Incentivar y/o promover el diseño e implementación de tecnologías, políticas, procesos y regulaciones con criterios de economía circular.
  • Incentivar y/o promover el surgimiento de soluciones innovadoras desde el sector privado.
  • Alinear la estrategia del Gobierno en materia de competitividad de acuerdo con las líneas de crecimiento inteligente, sostenible e integrador que postulan otros países dentro y fuera de la región.
  • Promover el liderazgo empresarial e incrementar alianzas intersectoriales con enfoques en economía verde. Ayudar a establecer asociaciones más eficaces entre el gobierno, la academia, empresas y redes de organizaciones de la sociedad civil, con el objetivo de aumentar la capacidad de arrastre hacia una economía verde y circular.
  • Crear planes estratégicos para los sectores agropecuarios en las distintas regiones del país, con enfoque en incentivar la eficiencia de la cadena de producción en el sector, mediante el máximo aprovechamiento de los recursos y la reducción de los residuos y desperdicios propios de la actividad.
  • Ayudar a los pequeños productores en la cadena de provisión de materias primas e ingredientes tengan acceso a programas y proyectos que fortalezcan y mejoren sus procesos productivos, sociales y organizativos.
  • Desarrollar un Plan Estratégico de Turismo Sostenible enfocado en la evaluación y mantenimiento de recursos ambientales, combatir la saturación de algunos destinos, reducir el uso de energías y recursos no renovables en las instalaciones turísticas y la gestión de residuos siguiendo la economía circular.
  • Reforzar ayudas a los proyectos y empresas del sector turístico que contribuyan a la mejora de la calidad medioambiental.
  • Crear estrategias de economía circular a nivel de municipal o provincial como primer paso a la transición hacia modelos de desarrollo sostenible.
  • Planificar intervenciones a nivel municipal o provincial que solucionen desafíos concretos y generen beneficios ambientales fácilmente identificables, como planear y diseñar infraestructuras verdes con criterios de circularidad.
  • Formalización del sistema de reciclaje.
  • Promover la circulación de materiales de desecho para su reúso y transformación en bienes mercadeables.
  • Establecer plantas de biogestión para la transformación de desechos orgánicos en fertilizantes para la agricultura, biogas entre otros productos.
  • Crear plataformas que faciliten las transacciones entre empresas con materiales de desecho y empresas que podrían utilizar dichos materiales como insumos en sus procesos productivos.
  • Enfocar esfuerzos en la recogida selectiva de la basura (sobre todo en las zonas empobrecidas y poblaciones rurales, donde todavía no existe forma de aportar a la recogida selectiva), incrementar el compostaje y, establecer sistemas de reciclaje de plásticos que se vierten en vertederos.
  • Elaborar campañas de concientización sobre la economía circular y consumo responsable que informen y empoderen a los consumidores para que separen residuos y elijan productos que generen menor impacto.
  • Apoyar la profesionalización en el sector y crear oportunidades para contar con una mayor cantidad de trabajadores capacitados a lo largo de la cadena productiva y a su vez crear oportunidades para la integración y la cohesión social.
  • Crear programas interdisciplinarios a nivel regional o provincial para promover proyectos innovadores y sustentables que puedan ayudar a transformar y mejorar nuestras ciudades, a través de mentorías, workshops temáticos, entre otras.
  • Desarrollar programas de investigación y colección de datos que generen más información sobre la actual gestión de residuos, con el propósito de apoyar la toma de decisiones para incrementar la recuperación, así como favorecer la inversión en el sector sostenible.

Déjame saber tus comentarios...

¡No inventes, únete al #Camino Seguro!

Con tu esfuerzo, juntos llevaremos a la República Dominicana por senderos de bienestar, prosperidad y progreso para todos.

Únete ahora

Únete ahora

       Leonel Fernández Presidente 2020
Únete Menú
>