PALABRAS AL FINAL DE LA MARCHA DEL PUEBLO POR EL PROGRESO

Por: Leonel Fernández |



«Como expresión de que el Partido de la Liberación Dominicana representa la única alternativa y la única esperanza con que cuenta el pueblo dominicano para volver al progreso y al desarrollo.

Hemos pasado mas de tres años de penurias, tres años de sufrimientos, tres años de angustias, y todo se debe a todo lo que desde el PLD sabíamos desde un principio, que el PPH y el grupo gobernante sólo sabían arruinar y destruir a la República Dominicana.

Y la han arruinado y la han destruido desde el punto de vista económico y social. Cada día este país tiene que pasar por la incertidumbre de una variación de la tasa de cambio. Todos los días este país tiene que pasar por la angustia de alzas contínuas de precios en todo lo que se expende en la República Dominicana.

Pero ahora resulta que no solamente crean angustia y zozobra en el ámbito económico y social, sino que pretenden crear las condiciones para una dictadura en la República Dominicana. Este intento de querer crear las bases de una dictadura en este país empezó con la modificación en medio de la fuerza, del soborno y la corrupción en el Congreso, de la Constitución de la República.

Modificaron la Constitución sólo para restablecer la reelección. Y lo hicieron sobornando y corrompiendo e imponiendose por la fuerza. Luego han pretendido controlar la Junta Central Electoral, ahora pretenden imponer la ley de Lemas, y mañana será querer modificar la integración de la Suprema Corte de Justicia.

Y este pueblo ha dicho no, no al PPH y no al PRD.

A partir del miércoles y del jueves se ha convocado a una huelga nacional. Nosotros debemos decir que este pueblo tiene razones de sobra para protestar. Nosotros decimos que este gobierno ha maltratado tanto a este pueblo que lo que queremos es el comportamiento cívico y honorable del pueblo dominicano.

No hay manera, no hay manera de impedir que el pueblo apoye moralmente esa huelga, y el Partido de la Liberación Dominicana lo que le pide al pueblo dominicano es que lo haga en forma pacífica, que lo haga en forma tranquila, que todo el mundo se quede en sus casas, que el gobierno vea que la huelga es un plebiscito en contra del gobierno del PRD.

Este paro nacional será un paro cívico, ordenado y pacífico, porque el 16 de mayo es la convocatoria. El 16 de mayo, con el respaldo mayoritario del pueblo dominicano, con ley de lemas o sin ley de lemas, con junta o sin junta, el pueblo dominicano volverá a ser el dueño de su propio destino.