Ex mandatario dicta conferencia en Universidad de Beirut sobre el proceso democrático de AL

El ex Presidente de la República, doctor Leonel Fernández, dictó este viernes una conferencia aquí donde afirmó aquí que la democracia en América Latina es un proceso que pasa por diferentes etapas, entre ellas algunos altibajos.

Fernández, quien además es presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), hizo la afirmación al intervenir en el seminario “Desarrollo Democrático de América Latina”, que se celebró en la Universidad Americana de Beirut.

En el marco de su disertación magistral, Fernández destacó que el proceso democrático en América Latina tiene más de 200 años y ha pasado por diferentes fases, entre ellas la Segunda Guerra Mundial y algunos regímenes autoritarios.

Tras insistir en que la democracia es un proceso que hay que forjar, el ex mandatario dominicano agregó que ese sistema también implica que los ciudadanos adopten prácticas democráticas en su conducta personal.

Al hacer un recorrido histórico sobre la experiencia latinoamericana en materia democrática, Fernández señaló que, aunque los latinoamericanos aspiraban a la democracia, varios factores internos y externos generaron desilusiones y llevaron a los jóvenes a pensar que la revolución era la única vía expedita para garantizar la justicia social.

“Después de la Segunda Guerra Mundial, han habido tres olas de procesos de democratización en Latinoamérica, una semilla sembrada 200 años antes. Primero Guatemala en el 44, Venezuela en el 45, y Costa Rica en el 48 donde hubo procesos democráticos en ese periodo donde vemos tres modelos de esa transición”, expuso Fernández.

Explicó que lo que antes de que este proceso democrático entrara en su etapa final, en estos tres países la situación se revirtió, en vista de que en Guatemala y en Costa Rica se impusieron regímenes militares.

Dijo que hubo una segunda ola que incluyo a Colombia, Venezuela de nuevo y la parte más notoria del proceso, la Revolución Cubana de 1959.

En ese sentido, recordó que el propio Fidel Castro, líder histórico de la Revolución Cubana, llegó a postularse a una curul en el parlamento de su país, en un proceso electoral que fue interrumpido abruptamente por golpe de Estado encabezado por el general Fulgencio Batista y Zaldívar.

Continuando su recorrido histórico, Fernández afirmó que debido a la referida frustración, en las décadas de 1950 y 1960 la democracia era considerada por muchos jóvenes latinoamericanos como un sistema capitalista que solo beneficia a unos pocos.

“Cabe destacar, también, el proceso de transición democrática en Brasil y en mi propio país, donde sufrimos la dictadura de 30 años de Trujillo, hasta 1961 y no es hasta 1962 donde se inicia la transición democrática con la elección de Juan Bosch”, refirió Fernández.

Señaló que una vez más se pensaba que la región se encaminaba a un proceso definitivo de democratización, pero una serie de golpes de Estado se sucedieron estableciéndose regímenes militares y desvaneciendo el sueño de Latinoamérica.

Afirmó que esto hizo que muchos jóvenes en los 60 y 70 vieran a la democracia como una ilusión y optaron entonces por la revolución tomando como modelo a la Revolución Cubana, ya que allí se había abortado el proceso democrático, dando como consecuencia la revolución liderada por Fidel Castro.

Indicó que, sin embargo, una década más tarde, factores externos como Estados Unidos y los intereses políticos de Europa en América Latina jugaron un papel importante en la región que contribuyeron a modificar el espectro político.

A seguidas, el presidente del PLD y de FUNGLOIDE afirmó que, como resultado de esa nueva fase del proceso, en América Latina se fue forjando un periodo de democratización que traspasó la década de 1980 y se sigue afianzando.

“La libertad de expresión y de representación no eran suficientes… La gente quería un sistema que también proporcionara comida en la mesa”, refirió el ex mandatario.

En su charla, Fernández explicó que hubo tres cambios importantes que llevaron a Latinoamérica de una perspectiva revolucionaria a una más democrática: la caída del régimen militar en Grecia, el fin de la dictadura en Portugal y la muerte de Franco en España. En cada caso en Europa una transición pacífica hacia la democracia. Esto sirvió de modelo para Latinoamérica.

Fernández aseguró que en las últimas décadas la región latinoamericana ha estado marcada por un período de crecimiento económico y prosperidad, como resultado de un modelo orientado hacia el mercado, que se centró en las reformas económicas, la reducción del déficit y el desempleo.

Dijo que entrando en el año 2000, los países latinoamericanos se concentran en programas tendentes a reducir la pobreza, aumentar la escolaridad y ser parte de la economía global. Latinoamérica y el Sur global –dijo- tienen el desafío de vencer estos retos económicos y sociales.

Afirmó, a seguidas, que desde el 2000, Latinoamérica ha experimentado un crecimiento económico sostenido, que se creía que daría al traste con las desigualdades sociales existentes y que la clase media crecería.

“Esto no es así”, expuso el ex mandatario dominicano, al afirmar que para resolverse estos problemas se necesitan recursos, por lo que cobra gran importancia el asunto fiscal.

Planteó que se requiere un sistema de mercado, pero en combinación con un rol del Estado que no sea excluyente, que tenga cohesión social y permita enfrentar el desafío.

Para Fernández, lo que hace falta ahora es desarrollar un nuevo sistema (que no es ni puramente socialista ni capitalista), el cual debe incluir una política fiscal que ayude al gobierno a construir las infraestructuras necesarias para resolver los problemas sociales y promover la cohesión social, y al mismo tiempo respetar los derechos humanos y salvaguardar las libertades publicas.

El auditorio

El ex presidente Fernández fue presentado por el doctor Thomas Haase, jefe del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Americana de Beirut y asistieron decanos, profesores y estudiantes de la academia.

Al resaltar la importancia del seminario, Haase afirmó que con la charla de Fernández en la institución académica, el departamento universitario que dirige reafirma su compromiso de proporcionar a los estudiantes la oportunidad de interactuar y aprender de los profesionales que tienen experiencia en mundo real.

“El avance del conocimiento humano se produce como resultado de la interacción entre académicos, estudiantes y profesionales”, recalcó el catedrático.

Conferencia “Países árabes y latinoamericanos: perspectivas para la cooperación futura”

En horas de la tarde, el ex mandatario dominicano pronunció el discurso central en la conferencia “Países árabes y latinoamericanos: perspectivas para la cooperación futura”, organizada por la Fundación Hariri, la cual se efectuó en el Hotel Phoenicia, de la capital libanesa.

El ex mandatario dominicano resaltó el gran potencial que tienen ambas regiones del mundo, así como los lazos de amistad e intercambio que deben forjarse de cara al futuro.

En esta oportunidad, los debates que siguieron a la disertación de Fernández fueron moderados fueron moderados por Ali SalehItani, ejecutivo de la Fundación Hariri, e

ntidad libanesa creada en 1979 y dedicada al desarrollo educativo de los jóvenes del Líbano.